cursor

http://2.bp.blogspot.com/-M6tnbtxpcAc/Ub6R6FsuVII/AAAAAAAADEY/NW89VIo_d2k/s1600/subir5.png

lunes, 20 de noviembre de 2017

NEAPOLITAN CAKE


Este mes le ha tocado ponernos el desafío a Carolina, es una gran especialista en tartas, pero ha sido buena y es una receta fácil, nos puede servir muy bien para las fiestas que se aproximan, os animo a prepararla.
AQUI podréis ver todas las recetas de mis compis.
INGREDIENTES.

BIZCOCHO GENOVÉS

5 Huevos L.
150 Gr. De harina.
1 Cucharadita de café de levadura química.
100 Gr. De azúcar.
1 Pizca de sal.
2 Cucharadas soperas de cacao puro en polvo.
25 Gr. De frambuesas.
1 Cucharadita de café de pasta de vainilla.

RELLENO.

500 Ml. De nata para montar.
100 Gr. De queso tipo Philadelfia.
50 Gr. De azúcar.
1 Cucharada de cacao puro en polvo.
Colorante rojo.

PREPARACIÓN.

Lo primero que hacemos es precalentar el horno a 180 grados.
Batimos los huevos junto con el azúcar hasta que blanqueen y doble su volumen, tamizamos la harina junto con la levadura y la sal, mezclamos muy bien con movimientos envolventes con la mezcla de huevos y azúcar.
Una vez todo bien unido, lo dividimos en tres partes iguales.
En la 1ª parte pondremos el cacao tamizado y lo unimos bien.
En la 2ª parte, las frambuesas trituradas, lo mezclamos muy bien.
Y en la 3ª parte la pasta de vainilla.
Si tenemos tres moldes del mismo diámetro los podemos hacer a la vez, pero como no era mi caso los fui horneando uno a uno.
Cuando los tengáis todos cocidos y fríos los envolvéis en papel film y los guardáis al menos 3 horas en el frigorífico.
Cuando vayamos a montar el pastel metemos la nata 20 minutos en el congelador.
Cuando este bien fría, la montamos junto con el queso y el azúcar.
Metemos en una manga pastelera, dejando un poco para adornar la tarta al final del montaje.

VAMOS CON EL MONTAJE.

Igualamos las placas de bizcocho.
En el plato de presentación ponemos la placa de bizcocho de chocolate, cubrimos con la mezcla de nata montada y queso.
Encima colocamos la placa de bizcocho de fresa volvemos a cubrir con las mezcla de nata y queso.
Por ultimo ponemos el bizcocho de vainilla y ahora adornamos a nuestro gusto.
Como veis en las fotos, yo puse un poco de cacao en una parte de la nata montada con el queso y otra parte la teñí con colorante rojo.
Ya solo queda degustar esta rica tarta

lunes, 30 de octubre de 2017

BUÑUELLOS DE VIENTO RELLENOS



En Madrid, son dulces muy típicos los buñuelos de viento rellenos y los huesos de santo para el 1º de noviembre.
Hace tiempo que tenia ganas de ponerlos en el blog y por fin aquí los tenéis.
Vamos con la receta.

INGREDIENTES.

Para los buñuelos.

150 Gr. De harina normal.
250 Ml. De leche o agua. En mi caso leche desnatada.
40 Gr. De azúcar.
40 Gr. De manteca de cerdo* o mantequilla, he puesto manteca de cerdo.
4 Huevos L.
10 Gr. De levadura química.
La piel de un limón pequeño.
Una pizca de sal.
Aceite suave.
* Con la manteca de cerdo, salen más hojaldrados y se hinchan más.

RELLENO.

Crema pastelera. Receta AQUÍ.
Nata montada.
Trufa. Receta AQUÍ.

PREPARACIÓN.

Ponemos la leche, el azúcar, la manteca de cerdo y la piel de limón en un  cazo a calentar.
Cuando empieza a hervir lo retiramos del fuego, quitamos la piel de limón y echamos de golpe la harina junto con la levadura y la sal, que habremos tamizado antes.
Movemos enérgicamente hasta integrarlo todo, se hará una bola, volvemos a poner a fuego suave y vamos moviendo sin parar un rato para que se seque un poco la masa.
Retiramos del fuego y dejamos templar.

Cuando este templada incorporamos los huevos uno a uno, no poner el siguiente hasta que el anterior no este bien integrado en la masa.
Nos tiene que quedar una masa compacta, pero suave.
La dejamos reposar una hora mas o menos.
Ponemos a calentar el aceite, no tiene que estar muy caliente, pues se quemarían por fuera y quedarían crudos por dentro, en mi inducción lo puse al 7 de 10.
Ponemos bastante aceite en una sartén, tened en cuenta que tienen que flotar dentro del aceite.

Con una cuchara de postre vamos echando pequeñas porciones de masa en la sartén, no pongáis muchas porciones a la vez porque baja la temperatura del aceite y además, como aumentan mucho de tamaño, se pegaran unos con otros. Dejamos que se vayan dorando tranquilamente, ellos solos se dan la vuelta, veremos que se revientan y sale la masa para fuera, estupendo, eso quiere decir que la masa nos ha salido espectacular y que por dentro estarán huecos.
Según se van dorando los vamos sacando y poniendo encima de papel absorbente para quitar el exceso de aceite.
Los dejamos enfriar y ya los tenemos listos para rellenar.
También están muy ricos simplemente espolvoreados con azúcar.
Ahora vamos hacer el relleno de la crema pastelera de sabores.
Yo dividí la crema en tres y puse en cada una un aroma distinto: naranja, café y vainilla. Lo metemos en mangas pasteleras con boquillas medianas.
Se rellenan muy fácil, con unas tijeras damos un pequeño corte al buñuelo, metemos la manga pastelera y rellenamos.
Con la trufa y la nata montada hacemos lo mismo.

Ya los tenemos listos, solo nos queda espolvorearlos con azúcar glass y disfrutarlos.

viernes, 20 de octubre de 2017

MUFFINS SALADOS DE SOBRASADA Y QUESO


Ya tenemos aquí otro reto del Desafío en la Cocina, este mes toca receta salada, muffins salados, una buena opción para una merienda o cena, además se pueden rellenar con lo que más te guste o tengas en casa.
Si queréis ver las recetas de mis compis pinchar AQUI.

INGREDIENTES.

200 Gr. De harina de repostería.
3 Huevos L.
1 Yogur Griego.
40 Gr. De mantequilla fundida.
2 Cucharaditas rasas de café de levadura química.
1 Cucharadita rasa de café de bicarbonato.
80 Gr. De queso Chedddar.
50 Gr. De sobrasada.
Unas hojas de salvia.
Una pizca de sal.
1 Cucharada sopera de miel.

PREPARACIÓN.

Batimos los huevos con la miel hasta que doblen su volumen.
Tamizamos la harina junto con la levadura y el bicarbonato, lo unimos a los huevos con movimientos envolventes.
Ponemos la mantequilla, el yogur, la sal y las hojas de salvia muy picada y lo mezclamos bien, ya solo nos queda poner el queso y la sobrasada en trozos pequeños.
Metemos la mezcla en el frigorífico una hora como mínimo.
Cuando la mezcla este bien fría calentamos el horno a 240 grados.
Ponemos la mezcla de los muffins en la capsulas de papel llenando solo hasta poco más de la mitad, encima de cada uno colocamos un trocito de sobrasada para que la superficie coja un bonito color rojo.

Metemos al horno y lo bajamos a 200 grados, los tendremos 20 minutos más o menos, hasta que los veamos dorados, los pinchamos con un palillo para comprobar que estén hechos.
Ya solo nos queda sacarlos del horno y dejarlos enfriar encima de una rejilla.

Aunque calentitos también están muy ricos.

lunes, 9 de octubre de 2017

HAMBURGUESAS DE GARBANZOS Y LENTEJAS



Hacia tiempo que tenia ganas de preparar este tipo de hamburguesas, el otro día vi como las preparaban en un programa de televisión y me parecieron muy curiosas, asi que aquí tenéis las mías.

INGREDIENTES.

Solo pongo la cantidad de garbanzos y lentejas, todo lo demás es cuestión de gustos, tanto las cantidades como los ingredientes.

200 Gr. De garbanzos cocidos.
200 Gr. De lentejas cocidas.
1 Huevo.
Cominos.
Pimentón de la Vera.
Orégano seco.
Hierbabuena  seca.
Ajos frescos.
Cebolla fresca.
Ajo en polvo.
Queso Mozzarela fresca rallado.
Queso curado rallado.
Sal.
Pimienta molida.
Pan rallado.
AOVE.

PREPARACIÓN.

Escurrimos bien las lentejas y los garbanzos de su caldo, si son de bote los lavamos muy bien bajo el grifo hasta que dejen de tener espuma, dejamos escurrir bien.
En un poco de aceite doramos el ajo y reservamos, en ese mismo aceite pochamos la cebolla hasta que esté blanda, pero sin dorarse.
Ponemos los garbanzos, las lentejas, los ajos y la cebolla en un bol, aplastamos todo con un tenedor y seguidamente ponemos el huevo batido y los demás ingredientes, lo unimos todo bien y dejamos reposar en el frigorífico al menos 1 hora.
Esta es la manera tradicional de hacerlo, yo lo metí todo en un procesador de alimentos y me quedo estupendo.
Una vez pasado el tiempo de reposo, nos ponemos aceite en las manos para que no se nos peguen y vamos formando las hamburguesas del tamaño que más nos gusten, las doramos en una plancha pintada de aceite y ya están listas para comer.

No saben a carne pero están deliciosas.