cursor

http://2.bp.blogspot.com/-M6tnbtxpcAc/Ub6R6FsuVII/AAAAAAAADEY/NW89VIo_d2k/s1600/subir5.png

viernes, 20 de abril de 2018

SOPA THAI CON GAMBAS Y CURRY ROJO



Este mes, en el Desafío nos han propuesto hacer sopas o cremas, yo me he decantado por una sopa asiática, en casa nos gusta mucho este tipo de comida, espero que os guste también, es fácil y rápida de hacer.
Pinchar AQUI para ver las recetas de mis compis
INGREDIENTES.

Para 2 personas.
 
Gambas, gambones, langostinos, etc, lo que más os guste y la cantidad que os apetezca.
1 Cucharada sopera de mix Thai, lo podéis encontrar en el Lidl o en grandes superficies.
1 Lata de leche de coco.
3 o 4 hojas de lima kaffir seca.
Jengibre al gusto.
Tallarines o fideos asiáticos.
1 Lima.
Agua.
Sal.
1 Cucharada de curry rojo tailandés.
2 Cucharadas de aceite de sésamo o girasol.

PREPARACION.


Pelamos las gambas, reservando las cabezas y la carcasa del cuerpo, y quitamos los intestinos.
En una cazuela ponemos 2 cucharadas de aceite y cuando esté caliente echamos el jengibre, el mix Thai y las hojas de lima kaffir, dejamos que  rehogue un poco para que suelten todo el aroma, cuidado no os pase como a mi, me descuide y se me quemó un poco.

Seguidamente metemos las cabezas y las carcasas de las gambas, removemos bien hasta que cambien de color, lo cubrimos con un 250 Ml. de agua, dejamos que empiece a hervir y desespumamos, ponemos la leche de coco, la sal y el curry rojo, dejamos cocer durante veinte minutos a fuego suave.
10 minutos antes de que se termine de hacer el caldo, cocemos los tallarines o fideos de arroz siguiendo las instrucciones del fabricante y hacemos las gambas en una sartén.

Una vez pasado los 20 minutos colamos el caldo, probamos y, si fuera necesario, rectificamos de sal o curry.
En un cuenco o plato, ponemos la pasta y las gambas, vertemos el caldo muy caliente y unas gotas de lima.
Servimos inmediatamente .

jueves, 12 de abril de 2018

TRUFAS DE MORCILLA




Mirad que forma mas original de comer una rica morcilla, es muy fácil de hacer y sorprenderéis a todos.

INGREDIENTES.

1 Morcilla, la mía de arroz.
1 Huevo L.
1 Manzana mediana.
AOVE.

PREPARACIÓN.

Quitamos la piel a la morcilla, pelamos y hacemos trozos pequeñitos la manzana, separamos la yema de la clara del huevo. Juntamos todo menos la clara del huevo y lo ponemos en una sartén con el AOVE, cocinamos durante 5 minutos a fuego suave hasta que esté todo bien hecho y la manzana pierda su dureza.
Cuando lo tengamos hecho lo apartamos y dejamos templar.
Precalentamos el horno a 150 grados.
Batimos las claras.

Tendremos preparadas unas capsulas de papel para magdalenas pequeñas.
Cogemos un poco de la mezcla de morcilla y hacemos una bolas del tamaño de las capsulas, las pasamos por la clara del huevo, que nos servirá de pegamento, y las metemos dentro de las capsulas de papel.

Las metemos al horno durante 5 o 10 minutos, lo justo para que se calienten, sacamos y servimos acompañadas de alguna salsa, mejor que sea dulce, en mi caso era de pimientos del piquillo.
Si queréis ver como la hice pinchar AQUÍ.


jueves, 5 de abril de 2018

TARTA DE NATA Y FRESAS

Esta tarta es una de mis preferidas, cuando veo las primeras fresas, las compro para preparar esta rica tarta.
Aquí  os cuento como la hago yo.

INGREDIENTES.

1 Bizcocho Genoves  receta AQUÍ
750 Ml. De nata para montar
300 Gr. De azúcar.
500 Gr. De azúcar.
150 ML. De agua.
500 Gr. De fresas.

PREPARACIÓN.

Lo primero que haremos es el bizcocho y mientras se enfría vamos haciendo el resto.
Lavamos y troceamos las fresas,(dejamos las más bonitas enteras para adornar la tarta.)
Ponemos las fresas troceadas junto con 150 Gr. de azúcar y el agua.
Cuando estén blandas, las retiramos y colamos todo su almíbar.
Montamos la nata con el del azúcar, hasta que este a punto de nieve dura.
Vamos con el montaje:
Cortamos el bizcocho en tres discos iguales.
Humedecemos el primer disco de bizcocho con el almíbar de las fresas, cubrimos con una capa de nata y la mitad de las fresas cubrimos con el segundo disco y repetimos la operación.
Tapamos con el tercer disco y con el resto de la nata montada y las fresas que reservamos, adornamos como más nos guste nuestra rica tarta.

lunes, 26 de marzo de 2018

MONAS DE PASCUA O TOÑAS

Este dulce es típico de la zona de levante, sobre todo en Semana Santa, yo las conozco desde que era muy niña, la Semana Santa la pasaba en Alicante con mi madre y era muy típico ir al castillo de San Fernando con zapatillas nuevas y la mona para merendar.
Las monas de suelen hacer con un huevo duro en medio, pero en casa no nos gusta mucho, así que yo las adorné con anises de colores y huevos de chocolate, la redonda es una toña, un dulce muy típico de Alicante durante todo el año, era lo que tomaba yo para merendar con una onza de chocolate.
Ya me estoy enrollando demasiado y no es mi estilo, vamos a lo que importa, la receta.

INGREDIENTES.

1/2 Kg. De harina de fuerza.
25 Gr. De levadura fresca o 12 Gr. De seca.
125 Ml. De leche.
2 Huevos L.
125 Gr. De azúcar.
1 Cucharada de ralladura de naranja.
100 Ml. De aceite de oliva suave.
2 Cucharadas de agua de rosas para cocinar.
1 Huevo para pintar.
Anisetes de colores.
PREPARACIÓN.

Tamizamos la harina y la ponemos en un bol, disolvemos la levadura con la leche tibia, metemos los dos huevos, el azúcar, la ralladura de naranja, el aceite y el agua de rosas.
Amasamos todo bien hasta que consigamos una masa suave y elástica, a mi me gusta que quede un poco húmeda, aunque tenga que trabajarla con las manos untadas de aceite, de esta manera luego las monas quedan mucho mas esponjosas.
Una vez la tengamos amasada la cubrimos con un film y dejamos que doble su tamaño, dependiendo de la temperatura que haga en la cocina puede tardar desde 1 hasta 3 horas. Si queremos ir más rápido la metemos en el horno precalentado a 50 grados, una vez dentro apagamos el horno.
Cuando haya doblado su volumen la volcamos en la encimera y des-gasificamos.
Vamos dando forma a las monas, pintamos con huevo y espolvoreamos con anises de colores, la toña solo la pinte con huevo.
Volvemos a meter al horno para que vuelvan a duplicar su tamaño.
Una vez que han duplicado el volumen, sacamos del horno y subimos la temperatura a 180 grados si le ponemos aire o 190 sin aire, lo dejamos 20 minutos, pero estando muy atentos, se queman rápido, si vemos que toman mucho color los tapamos con papel de aluminio.
Normalmente con 20 minutos estarán listos, ya solo nos queda sacarlos, dejarlos enfriar encima de una rejilla y disfrutar de ellos